De turismo por Macao

Tras mi temprana eliminación en el torneo de poker, y dado que me había levantado muy tarde, tenía mucha energía y tiempo para dar una vuelta por la ciudad. Las atracciones de los casinos no me llamaban mucho la atención, y tampoco parece que Macao sea la ciudad de marcha nocturna por excelencia, así que decidí hacer un poco de deporte y salir a correr, visitar la zona de Taipa y hacer algunas fotos.

Lo de las fotos fue un desastre (algunas de ellas están el los otros post de Macao), ya que la calidad de mi cámara no permite hacer grandes fotos nocturnas (sin mencionar mi nula habilidad fotográfica), pero de correr me harté. Creo que me hice casi una media maratón para poder ver la mayoría de los casinos. Menos mal que tenía la excusa de las fotos para descansar de vez en cuando. Regresé a las mil a la habitación, y después del alarde físico mi cuerpo me pedía comer, así que en busca del restaurante más cercano fui. Dadas las horas que eran no había casi nada abierto, pero descubrí un pequeño establecimiento que mostraba multitud de menciones en periódicos colgadas de sus paredes, así que parecía que malo no iba a ser.

Le pido al camarero una ración de costillas, y una berenjena con pollo picante. El hombre me advierte de que la berenjena es muy picante y le digo que no hay problema. Se va a dar la comanda al cocinero, y viene este último a decirme que la berenjena pica de verdad, que los occidentales no suelen soportar el picor. Le cuento que vivo en Tailandia, y que allí estamos acostumbrados al picante, que no pasa nada. Después de conversar un rato amigablemente, en el que me vuelve a remarcar varias veces lo picante que es la berenjena de marras, se va a preparar los platos.

Me traen la polémica berenjena con pollo picante, que quema como recién traída del infierno, pero con el hambre que tengo no puedo esperar y empiezo a comer. Bueno, parece que no pica tanto…hasta que pasan 2 minutos y se junta la temperatura de la comida con el picor de efecto retardado. Su puta madre! Ya te digo que si pica! Seguramente con el plato menos caliente hubiera sido más llevadero, pero es que me estaba escaldando la lengua. El ansía, que me puede. Total, que el primer tercio de la berenjena entró bien, el segundo se hizo eterno y el último ya estaba más fría la cosa y lo pude medio disfrutar y todo. Las costillas estaban buenísimas, lástima que mis papilas gustativas habían perdido gran parte de su sensibilidad con el primer plato.

Se van los últimos clientes del lugar, y se ponen a cenar el camarero y el cocinero, que resulta ser el propietario también. Me cuenta que antes tenía un restaurante en Hong Kong, y que hacía tres años que se había mudado a Macao. También se muestra sorprendido de que me haya terminado la berenjena con pollo picante, ya que soy el tercer guiri en conseguirlo y me comenta que la zona de la que él proviene es donde comen más picante en China.

El caso es que no sé explicar bien la diferencia, pero el que usan allí y el de Tailandia son picantes distintos. También tengo la experiencia inversa, que una amiga china vino a Chiang Mai y pidió un plato de aquí, diciendo que le gustaba picante cuando le preguntó la camarera que como lo quería. El resultado fueron lágrimas y nariz goteando.

El día y medio siguiente tocaba hacer turismo. En el mapa que señala los puntos de interés se puede apreciar una ruta hacía el suroeste en la que se hallan casi la mitad de los lugares dignos de visitar, y otra hacía el noreste con la mayoría del resto. Como la primera de las rutas es la más larga, me dispuse a hacer esa en un día y la otra la mañana antes de coger el avión de vuelta a Tailandia. Esto es lo que ofrecía el primer recorrido por Macao:

Templo de A-Ma

El templo de A-Ma es más antiguo que la propia ciudad de Macao. Está compuesto por el Pabellón del Pórtico, el Arco Memorial, el Pabellón de Oraciones, el Pabellón de la Benevolencia, el Pabellón de Guanyin y el Pabellón Budista Zhengjiao Chanlin . La variedad e pabellones dedicados a la adoración de distintas deidades en un mismo complejo convierte el templo de A-Ma en un ejemplo representativo de la cultura china inpirada por el confucianismo, el taoismo, el budismo y múltiples creencias populares.

YingYangMAcao De turismo por Macao

Cuartel de los Moros

Construido en 1874, este edificio fue erigido para acomodar en un regimiento indio proveniente de Goa para reforzar la fuerza policial de Macao. En la actualidad se utiliza como oficina principal de la Capitanía de los Puertos de Macau .

Plaza de Liau

El pozo de Liau era la principal fuente de agua potable en Macao. El dicho popular portugués “aquel que beba del agua de Liau, nunca olvida Macao” expresa la nostálgica unión de los locales a la Plaza de Liau. Este área corresponde a una de las primeros barrios residenciales portugueses en Macao.

La casa del Mandarín.

Construida con anterioridad a 1869, este conjunto de estilo tradicional chino fue el hogar del prominente escritor chino Zheng Guanying. Su libro “Palabras de advertencia en tiempos de prosperidad” tuvo una gran influencia en el emperador Guangxu e incluso en Mao Ze Dong, y promovió varios cambios históricos en China. La residencia está compuesta de diferentes courtyard houses, exhibiendo una mezcla de detalles chinos y occidentales.

Casas del MAndar%C3%ADn De turismo por Macao

La iglesia de San Lorenzo

Construida por los jesuitas a mediados del siglo XVI, esta es una de las tres iglesias más antiguas de Macao. Adquirió su tamaño y apariencia actuales en 1846. Situada en el margen sur de le aciudad, las familias de los marineros portugueses solían reunirse en las escalinatas a rezar mientras esperaban su regreso, ya que en la época tenía vista directa sobre el mar. De ahí recibe el nombre de Feng Shun Tang (Iglesia de los Vientos de Navegación Tranquila ). El barrio donde está situada la iglesia solía ser de gente adinerada, lo que explica su tamaño y el cuidado de su arquitectura. Tiene una estructura neoclásica con sutiles elementos decorativos de influencia barroca.

 Iglesia600 De turismo por Macao

Iglesia y seminario de San José

Establecido en 1728, el antiguo seminario, junto con el Colegio de San Pablo, era la base principal para los misioneros que trabajaban en China, Japón y las regiones circundantes. El Seminario de San José impartía un curriculum académico equivalente al de una universidad y, en 1800, la reina portuguesa Doña María I le otorgó el título real de “Casa de la Congregación de las Misiones”. Adyacente al seminario se encuentra la iglesia de San José, construida en 1758. Un modelo ejemplar de la arquitectura barroca en China, destacada por la UNESCO en su publicación de 2001 “Atlas mundial de la arquitectura barroca”.

Seminario De turismo por Macao

El teatro de Don Pedro V

Construido en 1860 como homenaje al rey D. Pedro V, que reinó de 1853 a 1861, fue el primer teatro de estilo occidental en China. Con una capacidad de 276 asientos, ha sobrevivido como uno de los puntos de referencia cultural de la comunidad macaense, y aún sigue siendo un lugar importante que acoge celebraciones especiales y eventos públicos.

Aquel día estaba en remodelación y no pude entrar. Espero que las obras duren menos que en España, o ya se pueden buscar otro sitio para organizar fiestas,

 Teatro De turismo por Macao

La Iglesia de San Agustín

Establecida por los agustinos españoles en 1591, esta iglesia mantiene la tradición de organizar una de las procesiones más famosas de la ciudad, la Procesión de Nuestro Señor de los Pasos (Vía Crucis) , a la que asisten miles de devotos. Antiguamente, en temporadas de fuerte lluvias, los párrocos reforzaban el tejado con hojas de palmera. Vistas desde lejos, las hojas parecían los bigotes de un dragón surcando el viento, de ahí que los chinos locales la bautizaran con el nombre de Long Song Miu (Templo del Dragón de Bigote Largo).

La bliblioteca de Sir Robert Ho Tung

Este edificio fue construido a finales del siglo XVIII y era originalmente la residencia de Doña Carolina Cunha. Sir Robert Ho Tung, hombre d enegocios de Hong Kong, la adquirió en 1918, usándola como retiro. A su muerte en 1955, y de acuerdo a su voluntad, el edificio fue ofrecido al Gobierno de Macao para su conversión en biblioteca pública, la cual fue abierta al público en 1958. En sus estanterias se puede encontrar una rara colección de libros chinos, algunos de la Dinastía Ming, así como ediciones antiguas de los primeros diccionarios Chino-Inglés y Chino-Portugués, así como publicaciones cristianas de finales del siglo XIX y principios del XX.

Biblioteca600 De turismo por Macao

En la que iba a ser mi segunda jornada de turismo, se puso a llover como si no hubiera mañana, así que pasé el tiempo en la biblioteca, disfrutando del internet gratuito que hay disponible en muchos de los lugares turísticos de Macao. En “Las Vegas de Asia” están capadas las páginas web de apuestas. Alguna se les escapa, por supuesto, pero ni en los foros de twoplustwo me dejaba meterme. Los clientes de poker sí que funcionaban.

Así que, al no poder realizar la ruta planeada ese día, me perdí los lugares que tienen mejor pinta y de los que parece se puede sacar más partido en las fotos. En Europa, y en España más concretamente, tenemos iglesias y edificios de la época mucho más vistosos que los de allí. Es por eso que escribí antes la entrada sobre la historia de Macao. Si sólo se aprecia con los ojos del turista medio, no merece mucho la pena la visita a esta parte del centro histórico de Macao. Sin embargo, si somos conscientes de lo que aquí aconteció en el pasado, y dejamos que nuestra mente evoque los momentos y circunstancias que allí tuvieron lugar, seguro que el paseo resulta más gratificante.

Aparte de las visitas, dos actividades parecían obligadas al llegar a Macao. Una era probar las tartas de huevo. Me hinché a ellas, pero sólo en un par de sitios resultaron tan sabrosas como esperaba. Un consejo: ¡comedlas siempre calientes! La otra era hacer puenting dese la Torre de Macao (el bungee jumpin comercial más alto del mundo). Pero esta última resulto ser más cara que tirarse en paracaídas. Así que como pretendo tirarme desde un avión algún día, decidí no hacer algo que tiene pinta de ser mucho menos emocionante pero que es bastante más caro.

Espero hacer un viaje a Hong Kong dentro de poco, y poder escaparme a Macao un día para visitar el resto de lugares que me faltan. Y, aunque esto ya lo veo más complicado, volver para jugar otro torneo de poker y hacer caja de nuevo.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , . Añadir a favoritos enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>