Macao (Historia)

Mi primer recuerdo sobre Macao es la mención en televisión de las celebraciones por su traspaso de manos portuguesas a la República Popular China a finales del pasado milenio. Después de aquello, sólo la conversión de Macao en “Las Vegas de Asia” junto a mi afición al poker, hicieron que volviera a tener noticias de ese “territorio especial” chino. Han construido un montón de casinos (muchos de ellos a imagen y semejanza de los de la Ciudad del Pecado americana), se han convertido en la capital del juego asiática e incluso han sobrepasado a Las Vegas en ingresos.

P9090177b 600x350 Macao (Historia)

Pero resulta que Macao tiene algo que Las Vegas no puede ofrecer, y es un importante pasado histórico. La verdad es que los monumentos de Macao no pueden compararse a los que fácilmente encontramos en Europa, pero creo que si somos conscientes de la historia de la ciudad, podemos apreciar y disfrutar mucho más lo que nos vamos a encontrar en el viejo Macao. Así que a continuación tenéis un poco de informácion sobre su historia, como aperitivo a la crónica de mi recorrido turístico por Macao.

El “centro histórico de Macao” ha sido nombrado patrimonio de la humanidad, siendo el 31º lugar de China en recibir tan estimada distinción. Es el producto de más de 400 años de intercambio cultural entre el mundo occidental y la civilización China. La herencia arquitectónica, de naturaleza predominantemente europea, se erige en una bruma de arquitectura tradicional china, dando como resultado un contraste único. El centro histórico de Macao es el más antiguo, completo y consolidado conjunto del legado arquitectónico europeo que permanece intacto en territorio chino

Puerta entre Oriente y Occidente”

La colonización de Macao por parte de marineros portugueses a mediados del siglo XVI, estableció las bases de cerca de cinco siglos de contacto ininterrumpido entre Oriente y Occidente. El origen del desarrollo de Macao en puerto de comercio internacional lo convierte en el ejemplo individual más consistente de intercambio cultural entre Asia y Europa. El centro histórico de Macao coincide con el corazón del asentamiento europeo, conocido también a lo largo de la historia como “La Ciudad Cristiana”.

La emergencia de Macao como puerta de entrada a China y ventana de la China de la dinastia Ming hacia el resto del mundo, da muestras de la flexibilidad de ciertas restricciones y de cierto grado de apertura mental que ofrecieron una forma creativa de complementar el sistema de comercio de la China feudal, y supone un punto de inflexión en las historia tanto china como europea. Macao, como primera entrada de Occidente establecida en China, fue vital en el establecimiento de sucesivos contactos y conexiones que enriquecieron progresivamente ambas civilizaciones gracias al esfuerzo, a veces tangible y otras intangible, de una amplio espectro de gentes durante un punto crítico de la historia.

Durante casi tres siglos, hasta la colonización de Hong Kong en 1842, la localización estratégica de Macao en la desembocadura del río Perla le otorgó una relevancia única en el mar de la China, actuando como epicentro de una compleja red de comercio marítimo que brindó una gran riqueza y un flujo constante de gente al enclave. Personas de diferentes nacionalidades llegaron con sus propias tradiciones y profesiones, permeando la vida de la ciudad y dejando evidencia de su influencia, siendo una de las más obvias la introducción de la arquitectura y las fortalezas de estilo occidental. Macao heredó influencias regionales y culturales que se desarrollaron conjuntamente con la cultura china, dando lugar a una mezcla que se puede apreciar en el patrimonio de la ciudad. Esta exposición constante a influencias extranjeras y el ser un nexo tan importante entre el mundo oriental y occidental, ha beneficiado a Macao en la formación de un rico legado cultural y otorgándole una identidad única

Durante el final de la dinastia Ming y el principio de la dinastía Qing, misioneros de diferentes órdenes religiosas europeas, como los Jesuitas, Dominicos, Agustinos y Franciscanos, entraron en China a través de Macao. Fueron ellos los que introdujeron conceptos occidentales como el bienestar social y fundaron los primeros hospitales de estilo occidental, dispensarios, orfanatos y organizaciones de caridad. Llevaron la primera prensa portátil a suelo chino, y publicaron el primer texto en lengua extranjera. Al ser Macao la base para la misión de los Jesuitas en China y otras partes e Asia, sus sacerdotes siempre pasaban por el colegio de San Pablo para ser formados en el idioma chino y otras áreas de conocimiento oriental, como filosofía y religión comparativa. Dicho colegio fue el mayor seminario del Lejano Oriente en su época, así como la primera universidad de estilo occidental de la región. Otros logros posteriores de los misioneros cristianos incluyen la creación del primer diccionario inglés-chino y la primera traducción al chino de la Biblia.

El otro culto relevante en Macao era el de A-Ma, originado por las creencias populares de los pueblos pesqueros que habitaban a lo largo de la costa sudeste de China. Dada la importancia de Macao como canalizador del intercambio cultural entre el mundo oriental y occidental, el templo de A-Ma de la ciudad ha jugado un papel principal como primer referente de dicho culto en el extranjero.

Desde que los primeros portugueses se asentaron aquí, Macao ha desarrollado una visible cultura dual que sigue en evolución en la actualidad, y que se puede apreciar en la historia de la ciudad, en su estructura administrativa, así como en rasgos físicos como la arquitectura, los jardines y los espacios públicos. El legado de esta cultura es evidente tanto en lo tangible como lo intangible, y se puede ver reflejado en el estilo arquitectónico de muchos de sus monumentos, en la tolerancia religiosa, o en la cocina única de esta ciudad, que es una fusión de distintas tradiciones culinarias que reflejan diferentes influencias históricas y geográficas. Y lo más importante es el legado intangible de Macao, no sólo en su propio territorio, sino en el largo intercambio que aquí ha nacido entre China y el resto del mundo, llevando su herencia cultural a otras partes del mundo y convirtiéndola en universal.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , . Añadir a favoritos enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>