Las mujeres jirafa

Junto a la foto con los elefantes, la instantánea de las mujeres jirafa es una de las más buscadas por los turistas que visitan Tailandia. En su cruzada por inmortalizar su hallazgo de la auténtica Tailandia se encuentran con un zoológico humano que casi nunca cumple sus expectativas.

Aunque la creencia general es que los aros levantan la cabeza alargando el cuello, lo que en realidad hacen es hundir las clavículas y la caja torácica. En algunos de sus poblados se puede apreciar radiografías que delatan la deformidad de su estructura osea con el paso de los años.

En estos poblado, tras pagar de 500 a 200 baths, tendremos a nuestra disposición un escenario y unas actrices perfectamente dispuestas para la ronda de fotos y vendernos souvenirs. Lo que no vamos a encontrar es ni atisbo de una experiencia cultural enriquecedora, ya que son mantenidas (a veces obligadas a no salir de una determinada zona) en esa burbuja artificial como reclamo al turismo, a pesar de que el gobierno los denomine como “centros de preservación cultural”. Lo operadores turísticos se llevan la mayor parte del pastel, dejando las migajas a las mujeres jirafa, cuya tradición será forzada a existir mientras los turistas dejen su dinero.

A los refugiados padaung karen (la etnia de las mujeres jirafa) provenientes de Birmania se les niega el derecho a volver a su páis o aceptar asilo en otros territorios, ante el interés de grupos birmanos en su retorno para establecer sus propias aldeas turísticas. Hasta el Alto Comisionado de las Naciones Unidas ha mostrado su preocupación por esta actitud del Gobierno Provincial del Norte de Tailandia.

Si visitáis otras hilltribes de la zona, veréis que algunas mujeres siguen llevando sus trajes y abalorios tradicionales, sin que eso evite que lleven una vida normal y que su cultura se desarrolle como la de cualquier otro pueblo o sociedad. Ya escribí sobre ello en mi entrada sobre el libro de viajesVagabonding”:

Uno de los puntos con los que me sentí más familiarizado al leer el libro fue con las ganas de los turistas de conocer a la gente “auténtica” del lugar. Esto pasa en el norte de Tailandia con las “hill tribes” y las mujeres jirafa. Los turistas invierten su dinero para conseguir una experiencia “auténtica” en aldeas que sólo viven de lo que ellos pagan por la entrada y de venderles souvenirs. Pero esas etnias, en su mayoría, ya no viven como ellos quieren verlas. Las ciudades están llenas de Mon, Lisú, Karen, Akha y muchos más, los cuales no llevan todos los días sus vestidos tradicionales. ¿Son más auténticos los que viven en un zoológico humano (del que incluso, en alguno casos, tienen prohibido salir) y que mantienen ese aspecto sólo para sacarle dinero a los turistas? ¿o el resto de la etnia que evoluciona y se desarrolla pero viste con minifalda? ¿Serías más español y auténtico si llevaras boina y ropa de hace 70 años todos los días y estuvieras confinado en el pueblo de tus abuelos? ¿Te aporta más tirarle fotos a una abuela con ropas raras y con la que no te puedes comunicar o hablar con un joven vestido como tú que te cuente la historia de su gente y hacia donde apunta su futuro? Sí, en algunas aldeas tailandesas hay gente que vive parecido (que no igual) a la idea preconcebida que tenemos o queremos tener, pero con esos no vamos a coincidir a menos que nos salgamos del camino más transitado.“

Pagando la entrada a estos poblados, los visitantes condenan a niñas de 5 años a empezar a llevar aros en el cuello para deformar su anatomía. Se estima que, de no ser por este negocio, la tradición se hubiera extinguido hace 5 o 6 años. ¿Os parece que hubiera sido una pérdida o un avance?

6816697101 211ce23215 z Las mujeres jirafa

 

Esta entrada fue publicada en Tailandia. Añadir a favoritos enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>