Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

En mi recorrido de vuelta no tenía programada ninguna parada. Mi único objetivo era llegar a casa cuanto antes. Me resulta curioso echar de menos un sitio en el no había vivido ni un año y en el que tampoco había gente con la que tuviera lazos afectivos muy fuertes, pero el hecho es que estaba deseando volver a Chiang Mai.

Mapa Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai
Llenar el depósito me costaba unos 100 baths y me permitía hacer unos 100 km, así que al principio las únicas paradas que hice fueron para repostar. Al haber salido de Phetchaburi bastante tarde se me hizo de noche en seguida y, aunque mi empeño era pasarme toda la noche conduciendo, tuve que tomarme un descanso. Dos factores contribuyeron a ello. El primero, que casi reviento la moto o tengo un accidente varias veces. Las carreteras de Tailandia, por lo general, me parecieron bastante decentes para lo que esperaba encontrarme. Pero por la noche, y según en que sitios, había unos socavones y bloques de asfalto tremendos. Lo de los socavones lo entiendo, pero el hecho de que dejen unos tochos que casi parecen bolardos no me entra en la cabeza. Eran muy esporádicos, igual me encontré menos de 10 en todo el camino. Por suerte sólo me di con uno de los más pequeños, pero alguna vez pasé rozando uno grande que si llego a impactar con él es imposible que lo hubiera pasado por encima; hubiera reventado la rueda seguro. Y estar en mitad de la noche en un sitio remoto de Tailandia con una rueda destrozada no es el mejor de los pasatiempos.

Como la iluminación de la mayor parte de las carreteras es mala, escasa o nula, algunas veces era difícil evitar las trampas del camino, así que tras pegar un par de veces unos botes que ni el coche fantástico, y dar un par de golpes contra el asfalto que sonaron como si se hubiera partido la moto por la mitad, decidí echar una cabezada en la siguiente gasolinera decente. Debido al cansancio cada vez era más peligroso encontrarme con un bache, y todavía me quedaba una gran distancia que recorrer hasta llegar a Chiang Mai. Tuve suerte y encontré una gasolinera inmensa en la que había un área de descanso enorme, con bancos, mesas, tumbonas… de todo. Así que después de recenar, me agencié una de las mencionadas tumbonas y disfruté de un plácido descanso. Si hubiera estado en España (o en el sur de Tailandia) me habrían robado todo mientras dormía, menos mal que en el norte el 99% de la gente es más decente.

Al despertar, y teniendo todo un día por delante para completar lo que me quedaba de camino, decidí pararme a ver algún lugar turístico. En el típico mapa de carreteras de Tailandia que venden en cualquier Seven Eleven vienen marcados un montón de sitios de interés y, tras pasar la ciudad de Tak, aproveché que había un templo y un “lugar de interés arqueológico” muy cerca de la carretera principal para hacer una parada.

Lo primero que visité fue la Chedi Yutthahati. Si bien la pagoda en sí no me pareció tener nada de peculiar, sí resultaban curiosas las figuras que habían colocado alrededor:

ChediYutthahathi Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

Esta pagoda fue construida para conmemorar la victoria del rey Ramkhamhaeng sobre Khun Sam Chon, gobernante de Mae Sot.

PagodaAnimales Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

El zoo al completo detrás de la pagoda

PagodaSoldados Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

Figuras de soldados custodiando no sé muy bien el qué.

ElefanteTemploTailandia Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

No había mucho más que rascar por allí, así que me dirigí al templo; el Wat Phra Boromathat, que estaba abarrotado de colegiales.

WatPhraBoromathat Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

SueloTemploTailandes Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

Muy original la composición con las baldosas

WatPhraBoromathat2 Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

Aparte del paseo a los dos sitios mencionados y comer algo, no invertí más tiempo por aquellos lares y volví a coger la moto hasta que pasado un buen rato me tope con este cartel

Serpiente y monje Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

y esta estatua de Buda a lo lejos

BudaLamphang Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

Decididamente había que visitar aquel sitio que, o bien no estaba en el mapa, o yo no sabía ubicarlo. Detrás de las grandes efigies doradas de Buda y los monjes, unas escaleras subian hacía una cueva. Desde fuera se veía que la cueva estaba llena de murciélagos y, entrando un poco, se les veía por allí revoloteando.

Murcielagos Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

Los puntos negros de la pared son murciélagos

CuevaMurcielagos Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

A los pocos metros de bajar por la escalinata que se ve ahí, había que pasar por un hueco de un metro de alto infestado por los amigos de Batman

No había ni Dios y desde la entrada no podía discernir por donde transcurría el camino por allí dentro. Además me daba mal rollo tener a cientos de murciélagos volando a mi lado, así que no me atreví a investigar. Y, aunque no soy supersticioso, para no arrepentirme por gallina, una amiga thai me tradujo lo que rezaba un cartel que había por allí al cual eché una foto.

Al parecer la cueva “tenía poderes” y en aquel cartel se relataban varias historias, como la de que alguien robó una estatua de Buda de allí y murió a los pocos días, o la de dos parejas que habían mantenido relaciones sexuales allí dentro y corrieron la misma suerte que el ladrón. También rezaba el cartel que según dos ancianos/sabios del lugar, si pasabas tiempo dentro de la cueva sin ser un buen budista y tener la mente limpia, te iban a pasar cosas malas.

Sin haber puesto a prueba la pureza de mi mente en aquella cueva  seguí rumbo a mi casa. Cuando era pequeño y, tras un largo viaje, llegábamos a las afueras de mi ciudad, había un punto que al pasarlo sentía que “ya estaba en casa”. Ahora en Chiang Mai me pasa lo mismo. De verdad que siento esta ciudad como mi hogar. He tardado meses en contar este viaje en el blog, y casi que lo agradezco porque ahora que ha pasado tiempo vuelven los buenos recuerdos de aquel viaje al escribir estas líneas y repasar las fotos.

Tengo otros dos viajes pendientes de relatar, uno a Pai y otro a Macao, y a ellos dedicaré las próximas entradas.

Esta entrada fue publicada en Tailandia, Viajes y etiquetada , , . Añadir a favoritos enlace permanente.

8 REspuestas a Recorriendo Tailandia en moto: regreso a Chiang Mai

  1. Victor dice:

    Hola… bueno, ni siquiera se como te llamas, porque no he encontrado ninguna seccion en el blog que ponga quien eres!
    Yo me llamo Victor, tengo 26 años y soy Asturiano aunque vivo en Galicia hace años.
    Encontre tu blog por casualidad y me lo acabo de leer entero del tiron en una mañana jajaja es que tocas 2 temas que me interesan: Tailandia y el poker y me he enganchado!
    Ademas hace casi un año que fui a pasar 4 meses por Tailandia, y me has hecho recordar muchas cosas…

    Me ha gustado el blog, y me da la impresion de que compartimos una forma de ver el mundo muy parecida. Y en una de tus entradas he visto a una referencia que me ha hecho pensar que al igual que yo eras un jugador de juegos de cartas coleccionables, supongo que de Magic.

    Te animo a que sigas con el blog, y no pierdas el ritmo, que aunque se por experiencia que es dificil vale la pena. Luego te queda un diario/recuerdo muy bueno para toda la vida de esos momentos. Yo he imprimido y encuadernado el contenido de los blogs de los viajes que he hecho, porque luego se te olvidaran cosas pero podras volver sobre lo escrito para recordarlas y ver como pensabas en aquel momento y como has cambiado.

    Bueno, sin mas me despido, aunque me gustaría que me dieras tu e-mail
    Estoy planteandome seriamente volver a Tailandia y establecerme alli por un tiempo, desde hace casi un año que volvi siento que este no es mi sitio, y que me falta algo…
    Y queria pedirte algo de información sobre visados y algo sobre poker en asia. Prometo no molestarte mucho jejeje.
    Bueno, si te apetece contestarme te dejo mi e-mail: Editado para evitarte spam
    Gracias

  2. Victor dice:

    Por cierto, parece ser que sois unos cuantos jugadores de manos instalados en Tailandia, sobre todo en Chiang Mai, (cosa que ya había oido). Sabes si alguno mas tiene algun blog que pueda leer para matar el tiempo??

    un saludo y Kop kun kap!

  3. Pol dice:

    Pedazo de viaje! Felicidades por tu aventura en moto, está genial.

  4. jordi dice:

    Hola me parecen interesantes tus vivencias, te invito a compartirlas con otros usuarios que estamos elaborando una web sobre el sudeste asiatico donde pretendemos relatar nuestras vivencias inicialmente en taiilandia. Somos un grupo de 5 personas y esta semana se uniran 2 más que en enero vamos a tailandia por tiempo indefinido.

    la web es http://www.viajarporasia.com.es si te interesa dame tu email y te doy de alta como editor. para que tus relatos puedan llegar a mas gente

  5. Peregrino dice:

    El resto de jugadores aquí son guiris. Hay otro que tiene blog, pero no recuerdo la dirección, le pregunto y te la envío o igual pongo un link aquí en mi blog.

  6. Awesome photos from one my favourite places in Thailand.

  7. Pau dice:

    Unas cervezas y unas manos cuandos? solo lo teneis que decir.
    @Victor. Yo tambien tengo un pagina/blog, pero es mas de muchas entradas pero cortitas (no tengo mucho tiempo). Yo tambien estoy instalado en chiang mai.

    saludos

    http://tuguiaenchiangmai.com/
    http://arrossegantlamotxilla.blogspot.com/

  8. David dice:

    Espectacular aventura. Enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>